Me cansé de guardar mis dibujos en un cajón y los puse al lado de textos sin mucha importancia sobr

lunes, 27 de septiembre de 2010

La Costumbre Ancestral del Traspaso Generacional



Se repite, se nace, se aprende, se enseña, se muere, se vuelve a repetir. Nacemos como frutos de una flor, dejamos caer muchas semillas, podridas y sanas. Los años van creando su sabiduría, la Gaia se alimenta de nuestras experiencias, la historia abulta sus volúmenes con los próceseres contempóraneos. Cada nuevo brote en esta inmensidad asume millones de decisiones, tantos errores como aciertos, tanta constancia que logra milagros de la ciencia, tanta espera para escribir sobre todo el papel, tanta meditación para lograr el estado perfecto, tanta destreza, talento y vocación para conseguir la belleza y el buen horror.
Es la proyección de futuro, la inversión a largo plazo, el construir caminos levemente cimentados para las próximas generaciones. Los vacíos esperan ser llenados alguna vez, para que de algo sirva seguir con este asunto. Aquellos que vendrán serán la hipoteca saldada, las soluciones a la falta de criterio de tantos miles de millones que ya pasaron por este maravilloso pedazo de universo, seres que serán las comas de están inmensidad, el sentido de algo. Seres dueños de una herencia ya instituída. Sigue y se repite, cuando nacemos lo recibimos, cuando nos llega el momento de nuestra muerte lo entregamos. ¿Cómo moldearlo?, ¿cómo hacerlo mejor?, ¿destruir o enriquecer?, ¿mantener o cambiarlo todo?. Seres que reciben la medalla, seres que la entregan con más o con menos. Una costumbre que no decidimos, un deber, una constante, el legado, la transferencia manual e intelectual, el sentido de la vida.

7 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Pasamos de generación en generación, nuestros aciertos y errores sin ponernos a pensar que lo bueno sería lo que únicamente heredáramos a los que llegan. Pero, ¿cómo hacerlo?, ¿cómo saber qué es lo bueno y que lo malo?, difícil.

Por eso mejor, nos encargamos de heredar todo y que sean los que vienen los que busquen lo bueno y lo malo.


Beso Fran.

Valentin Ibarra - (acertijo) dijo...

Recién escrbía en mi blog a causa de otros menesteres: “Hoy no hemos conseguido más que una victoria pírrica”. Que hay de cierto en cada mega conquista o en cada pequeña derrota, toda la historia se escribe de a renglones chiquitos y a veces lo que queda en el mas olvidado retrato es lo enorme. A veces lo mas importante es lo cotidiano – lo que no llenará renglones, ni espacios televisivos.
Saludos. Buen post.

Beauséant dijo...

me aterra pensar que haya gente que sólo quiera tener descendencia para generar pequeños clones de si mismos...

Beauséant dijo...

es una gran responsabilidad escribir la vida de otros. Y al final te quedas vacía, sin nada ni nadie que cuente tu historia..

No te quemes.

Roberto Anki dijo...

demasiado optimismo. Nuestra raza no terminará en esta tierra, aunque adoro los nenes.

El Xhabyra dijo...

Hola Panchulei, llegue aqui desde twitter pero veo que tenemos amibloggers en comun.



Oye ese dibujo de tu entrada esta muy padre!


Xhaludos!

Francisca dijo...

Muchas gracias a todos por sus comentarios :D estaré visitando sus blogs :D